28 de marzo de 2014

Los trazos toman forma



Entre estos niños se encuentra Carlos, que por estos días vive una emoción especial porque en breve conocerá los primeros bocetos de las pinturas de la realidad escolar de la sexta generación. Para ello ya colocó los caballetes en el cuarto propio, acomodó las pinturas y lavó los pinceles, claro que los pantalones blancos quedaron de un raro tono multicolor.
 
Está tan emocionado que espera que el Pirata "puño de hierro" lo invite a pasear en su barco, que lo lleve por tierras desconocidas para vivir aventuras con la guardabosques, descubrir las huellas de monstruos con la lupa de la detective y si el clima lo permite, llegar a la costa del Mar Egeo para visitar el Olimpo, de la mano de la musa de la historia, que en un libro leyó se llama Clío.

Carlos planea que después de este viaje por barco, hacer uno por tren, escuchó por la radio, que existe uno muy especial guiado por una maquinista que hace viajes históricos, en ellos pasan por diversos lugares de México, pero a este niño lo que más le gusta es el campo, de manera especial los que están cubiertos de sembradíos, en uno de ellos, espera encontrar a una amable campesina que lo invite a comer unos sabrosos elotes bañados de una mezcla de chile. con limón y sal.

Es tan grande la emoción de Carlos, que piensa quitarle horas al descanso para seguir cultivando uno de sus pasatiempos favoritos, la lectura, de manera especial porque se enteró, gracias a un guión de radio,  de que existe una leyenda nórdica conocida como "La noche de Beltane", no solo la quiere conocer, sino hasta piensa ahorrar para visitar ese lejano lugar.

Este inquieto niño ha escuchado que no sólo de pan y libros vive el hombre y para hacer honor al lema griego "mente sana en cuerpo sano", quiere conocer a una buena entrenadora de básquetbol, no es su deporte favorito, pero está dispuesto a aprender a lanzar el balón para hacer tiros de tres puntos, desde luego portando la camiseta de su equipo favorito... los PUMAS.

Como ven, a Carlos le espera una gran temporada en la que vivirá emociones fuertes, pero siempre estará dispuesto a jalar, enredar, desenredar y fortalecer los hilos conductores de las pinturas de la realidad escolar.

Hasta la próxima.

1 comentario:

  1. Anónimo1/4/14 17:11

    Aún sin estar de cuerpo presente en el taller, entro y leo tan interesante escrito que me provoca inspiración para elaborar los escritos administrativos que me solicitan, curioso resulta que el tipo de escritura no deja de lado la metáfora que tanto se nos pidió hace unos ayeres.

    Saludos de la Revoltosa!!

    ResponderEliminar