20 de marzo de 2011

La PUMA mayor


se puso sus mejores galas para disfrutar el juego de los PUMAS, lástima que fue un partido de mediana calidad, pero lo disfrutó en grande y espera volver muy pronto al estadio Olímpico Universitario... ¡Cómo no te voy a querer, cómo no te voy a querer... si mi corazón azul es y mi piel dorada...!

2 comentarios:

  1. No existe nada mejor para ponerse de buenas que con un partido de futbol, aunque a veces la magia del balón sea poca.

    ¡Mucha suerte Goyo en esta travesia pampera!

    ResponderEliminar
  2. Goyo agradece el saludo y le pide al Pibe que esté atento a las entradas del blog, pronto habrá buenas noticias.

    ResponderEliminar